Cómo entretenerse con tu primo por 7 días

0
27
Entretener a tu primo

Algunos consejos para entretenerse con tu primo por 7 días, es decir una semana. Prepara algunos planes divertidos si tu primo va a visitar tu ciudad o tan solo tendrá una semana libre. Dedica un tiempo a planificar de antemano, así estarás preparado. Busca algunas opciones de entretenimiento grandiosas en tu área. Por último, pasen un tiempo divirtiéndose en casa. Los viajes y las salidas provocan cansancio; por ello, los descansos también pueden ser divertidos.

Primero Planificar con anticipación

1.- Cerciórate de que tu primo esté bien alojado. Si tu primo va a visitarte, deberás cerciorarte de que esté bien alojado. Esto es importante en especial si va a quedarse en tu casa.

  • Si se quedará en tu casa, deberás tener todo listo. Es fácil olvidar los elementos como las toallas adicionales y los artículos de aseo personal. Reserva un espacio como un armario o una gaveta adicionales en el baño.
  • Asimismo, deberás velar por las necesidades electrónicas de tu primo. Averigua qué tipo de celulares y computadoras usa. Busca algunos cargadores adicionales para que tenga las comodidades adecuadas.
  • Crea un ambiente hogareño. Coloca sábanas, almohadas y mantas limpias en la habitación de huéspedes o el sofá. Coloca algo adicional, como un ramillete de flores frescas o una tarjeta, para darle la bienvenida a tu primo.
  • Compra comida adicional. Quizás coman fuera de casa con mucha frecuencia. No obstante, también deberás tener alimentos para comer en casa. Es importante tener alimentos para el desayuno como el yogur, las frutas y los cereales. También ten a la mano algunos bocadillos (como papas fritas y galletas) y alimentos básicos por si decides cocinar una noche.

2.- Busca restaurantes divertidos en tu área. Salir a comer es una de las actividades más divertidas que pueden realizarse al visitar amigos o familiares. Incluso si tu primo tan solo tiene una semana libre en la escuela o el trabajo, también puede ser divertido que busques establecimientos en tu ciudad en los que puedan comer. Dedica un tiempo a buscar restaurantes en tu área.

  • Deberás tener en cuenta sus hábitos alimenticios al elegir un restaurante. Pregúntale a tu primo si tiene algunas restricciones dietéticas especiales. Por ejemplo, podría ser alérgico a los mariscos o quizás sea vegetariano o vegano.
  • Busca restaurantes que cubran estas necesidades. Acudan a establecimientos que puedan pagar. Por ejemplo, si tu primo estudia en la universidad, quizás no desee gastar mucho dinero en un restaurante lujoso. Puedes visitar páginas como Yelp (o una similar en tu región) para buscar restaurantes por rango de precios.
  • También puedes pedirles a tus amigos o compañeros de trabajo que te recomienden algunos. Si tienes una página de Facebook, puedes publicar un estado que diga que tu primo ha venido a tu ciudad o que tiene una semana libre. Pídeles a las personas que te recomienden buenos restaurantes y menciónales los aspectos específicos que buscas (como un precio barato, un restaurante con platos veganos, etc.).

3.- Elabora una lista. Esto suena un poco formal, pero puede ser de mucha utilidad para planificar un viaje divertido. Si tu primo vendrá de otra área, puedes elaborar una lista para cerciorarte de saciar todas sus necesidades.

  • Primero, pregúntale a tu primo por su itinerario de viaje. Tendrás que averiguar en qué momento deberás recogerlo del aeropuerto o la estación del autobús. Anota esta información en tu lista, así no la olvidarás.
  • También deberás anotar todo aquello de lo que tengas que encargarte. Quizás tengas que darle una buena limpieza a tu departamento. Podrías tener que sacar el colchón inflable o cambiar las sábanas de la habitación de huéspedes. Si tu primo requiere alguna adaptación especial, deberás tenerlo en cuenta. Por ejemplo, si tu primo va a traer a su perro, puedes comprar golosinas para perros.
  • Si no has visto a tu primo en mucho tiempo, podría ser una buena idea que le compres un pequeño obsequio. No tienes que exagerar, pero una tarjeta bonita y un obsequio pequeño (como una caja de chocolates) podrían ser un buen detalle.

4.- Pregúntale a tu primo qué es lo que desea hacer. Por último, ten en cuenta lo que tu primo desee hacer. Si alguien viene a visitarte a tu ciudad, podrías estar demasiado ansioso por mostrarle tus lugares favoritos. Sin embargo, deberás concentrarte principalmente en los intereses de tu primo.

  • Pídele que te llame o te escriba un correo electrónico para indicarte qué es lo que le interesaría hacer. Si conoces a tu primo, quizás ya conozcas algunos de sus intereses. No obstante, es una buena idea preguntárselo de forma directa.
  • Si vives en una ciudad grande, es muy probable que tu primo ya tenga algunos planes. Es una buena idea que conozcas sus planes con anticipación, así podrás buscar las maneras más adecuadas de llevarlos a cabo. Por ejemplo, imagina que vives en Los Ángeles y tu primo quiere ir a Venice Beach. Puedes averiguar cuáles son los días en los que Venice está menos hacinada, así evitarás el tráfico y los problemas para estacionarte.
  • Ten en cuenta los intereses personales de tu primo. Por ejemplo, si tu primo es un gran amante de los animales, infórmate sobre los zoológicos de tu localidad.

5.- Planifica apropiadamente si tu primo es más joven. Si tu primo es más joven, deberás tener en cuenta su edad. Los familiares más jóvenes podrían requerir atenciones especiales.

  • Un niño muy pequeño podría necesitar una luz nocturna u otros objetos reconfortantes que lo ayuden a dormir. Quizás tengas que darle algunos juguetes adecuados para su edad. Puedes visitar la sección de juguetes de un supermercado local. Los juguetes suelen tener una etiqueta que indica el rango de edad al que están dirigidos.
  • Quizás tengas que planificar eventos que sean adecuados para una persona más joven. Averigua sobre los parques locales, los museos para niños, etc. Si trabajas o asistes a la escuela, un familiar más joven podría requerir supervisión cuando no estés presente. Planea contratar a una niñera.
  • Si tu primo está en secundaria, la situación podría ser un poco más sencilla. Los jóvenes de esta edad suelen ser más independientes; por ello, quizás puedas dejarlo solo en casa. No obstante, deberás planificar los eventos según corresponda. Por ejemplo, es obvio que no podrás llevar a un primo joven a un establecimiento en donde sirvan alcohol. Quizás tengas que buscar eventos geniales y divertidos que estén dirigidos a los adolescentes. Tal vez un centro comunitario local organice noches de música para adolescentes.

Segundo Entretener a tu primo

Entretener a tu primo

1.- Revisa los parques locales. Muchas ciudades tienen parques locales. Esta puede ser una opción divertida cuando tu primo te visite. Si dan una larga caminata en el parque, podrán entretenerse sin gastar mucho dinero. Muchos parques organizan espectáculos algunos días de la semana y estos son de ingreso libre o cobran un pequeño monto. Busca su cronograma en Internet y averigua si habrá algún evento divertido en la semana que tu primo desee visitarte.

  • Si vives en una ciudad importante como New York City, Central Park puede ser un lugar grandioso al cual llevar a un visitante que no viva en la ciudad. Si hay un buen clima, podrán divertirse mucho tan solo caminando por el parque y viendo los paisajes y las estatuas famosos.
  • Algunos parques tienen artistas de la calle. Si vives en un área en la que estos artistas suelan presentarse, tu primo podría disfrutar de su espactáculo.
  • Si tienes un primo más joven, podría entretenerse mucho en un parque o un área de juegos. Podrías tener en cuenta algunos juegos que puedas jugar con niños. Por ejemplo, puede ser divertido jugar a las atrapadas en Central Park durante la tarde si tu primo de 10 años va a visitarte en New York City.

2.- Visiten museos y galerías de arte. Casi toda ciudad tiene algún tipo de museo o galería de arte. Si tu primo va a visitarte, puedes mostrarle la cultura local.

  • Ten en cuenta que cada uno tiene su propio gusto. Trata de atender los intereses personales de tu primo. Si vives en Chicago y tu primo adora el arte, le encantará visitar el Instituto de Arte de Chicago. No obstante, si le gusta más la cultura y la historia, puedes llevarlo al Museo Field.
  • Busca ofertas de museos si tienes un presupuesto limitado. Si eres miembro de un determinado museo, podrías llevar a un invitado gratis. Las páginas web como Groupon suelen brindar cupones de descuento para museos locales.

3.- Acudan a una obra o un concierto local. Si a tu primo le interesa la música o el teatro, busca obras y conciertos en tu área. Si vives en una ciudad pequeña, los teatros o las universidades locales suelen organizar espectáculos por los cuales cobran un pequeño monto. Las ciudades más grandes casi siempre tienen algún tipo de teatro. En lo que respecta a la música, deberás buscar conciertos divertidos en tu localidad.

  • Si tienes un presupuesto limitado, revisa el ámbito de la música local. Muchas bandas tocan en bares locales y estos cobran poco dinero. Por ejemplo, quizás solo tengas que pagar de $5 a $10.
  • Si vives cerca de una universidad, quizás puedas conseguir entradas para una obra universitaria por un monto pequeño. Si vives en una ciudad más grande, por lo general podrás conseguir las entradas con descuento el día del espectáculo.
  • Nuevamente, ten en cuenta los gustos de tu primo. Si tu primo es fanático de la música punk, es probable que no disfrute de un espectáculo de música country. Si no le gustan las películas o los programas de televisión serios, quizás no sienta interés por la producción local de Las vueltas del destino.

4.- Salgan a comer. Si salen a comer, esta puede ser una manera divertida de socializar con tu primo y, al mismo tiempo, probar la cocina local. Sal a comer durante la semana con tu primo.

  • Deberás estar dispuesto a probar comidas nuevas, en especial si tu primo tiene un gusto aventurero. Pueden probar juntos un tipo de comida que nunca antes hayan comido.
  • Haz reservaciones siempre que sean necesarias. Si ambos tienen hambre, podrían agotarse esperando una mesa el viernes por la noche. Si van a salir a comer el fin de semana, quizás sea una buena idea que hagan reservaciones.
  • Busca restaurantes que también brinden algún tipo de entretenimiento. Por ejemplo, podrían divertirse en un bar o restaurante con karaoke si tu primo es mayor de edad.

5.- Incluye a tu primo en todo plan que hagas. Si alguien ha venido a tu ciudad a visitarte, deberás incluirlo en tus planes. Puedes hacer que tu primo conozca a tus amigos y mantenerlo entretenido en el proceso.

  • Quizás tengas compromisos sociales frecuentes a los cuales asistir. Por ejemplo, tal vez siempre tengas noches de trivias los martes en un bar local. Pregúntale a tu primo si desea unirse.
  • Si te han invitado a alguna fiesta o reunión esta semana, lleva a tu primo.
  • No obstante, deberás conversar de antemano con el anfitrión de todo evento al que vayas a asistir, así te cerciorarás de que puedas llevar un invitado. Asimismo, siempre deberás consultarlo primero con tu primo. Si tu primo detesta los bares y las trivias, quizás puedas faltar a la noche del martes de esta semana.

6.- Lleva a tu primo a establecimientos locales divertidos. Puede ser divertido mostrarle a tu primo todos tus lugares favoritos en la ciudad. Si hay una cafetería que adoras, puedes llevar a tu primo. Si hay una librería fantástica en tu localidad, pueden ir juntos una tarde.

  • Investiga un poco con anticipación, en especial si vives en una ciudad grande. Quizás uno de tus lugares favoritos sea un bar que está de moda. No obstante, podría estar totalmente hacinado el sábado por la noche. Tal vez sea más fácil visitarlo un miércoles.
  • Deja que tu primo decida un poco. Tendrás que mostrarle tu ciudad, pero deberás escoger actividades que sean divertidas para él. Si la idea de ir a una tienda de historietas local le parece muy aburrida, quizás tengas que escoger una atracción local más adecuada para sus intereses.

7.- Ten en cuenta la edad de tu primo. Si vas a recibir a un familiar más joven, deberás tener en cuenta su edad. Por ejemplo, no puedes llevar a un menor de edad a un bar, y tal vez a un estudiante de primaria no le parezca entretenido jugar un juego con temática para adultos, o podría ser inapropiado para él. Ten en cuenta la edad de tu primo cuando hagas planes.

  • Si tu primo aún está en primaria, busca formas de entretenimiento que estén dirigidas en particular a los niños. Busca teatros o museos para niños, parques, zoológicos en los que se pueda tocar y alimentar a los animales, etc. Si tienes algún amigo que adora a los niños, invítalo una tarde.
  • Si tu primo está en secundaria, puedes brindarle una combinación de opciones para entretenerse. Un joven de 14 años podría estar interesado en un juego dirigido a los adultos. No obstante, un joven de esta edad tal vez aún no esté seguro de probar alimentos nuevos o diferentes. Mantén un equilibrio entre el entretenimiento adecuado para niños y uno para adultos. Lleva a tu primo de 14 años a escuchar a una sinfonía, pero luego llévalo a cenar a McDonald’s.

Tercero Divertirse en casa

1.- Sé tú mismo. Si tu primo se quedará contigo, no exageres para tratar de impresionarlo. No hay ningún problema con ser tú mismo. Si estás relajado, tanto tu primo como tú se divertirán más.

  • Debes mantener tu casa relativamente limpia si tienes visitas. Esto es un gesto de cortesía común. Sin embargo, tu departamento tampoco tendrá que estar resplandeciente. Si normalmente tienes un par de platos en el fregadero, no te preocupes por ello.
  • También deja que tu primo se relaje. Si tienes visitas, es probable que quieran hacer las cosas de una manera un poco diferente a la tuya. No te preocupes por ello. Quizás tu primo ponga los pies en la mesa de centro o deje la cafetera encendida por unas horas luego de preparar café fresco. Incluso si prefieres que haga las cosas de forma diferente, intenta relajarte cuando tengas una visita.

2.- Brinda comida en casa. Ten bocadillos si desean divertirse en casa. Si te gusta hornear, puede ser divertido que prepares unas galletas antes de que tu primo llegue. Asimismo, podrás preparar algunas comidas en casa. Salir a comer puede ser muy costoso. Tu primo y tú pueden optar por cocinar la cena juntos un par de noches.

  • Pueden tener una cena temática. Por ejemplo, prepara una comida italiana. Prepara un poco de lasaña casera y acompañamientos como una rica ensalada y pan de ajo. Si tu primo es mayor de edad, compra un poco de vino tinto.
  • Si has crecido con tu primo, compra bocadillos que les traigan nostalgia. Quizás ambos tengan gratos recuerdos de las ocasiones en las que comían caramelos mientras veían películas de terror. Compra unos paquetes de caramelos antes de que tu primo llegue.

3.- Invita a algunos amigos. Si salir a comer es muy costoso, quédense en casa durante la noche. Invita a un grupo de amigos para beber un poco (si tu primo ya es mayor de edad) y tan solo pasen el rato. Esta puede ser una opción genial y menos costosa si tu primo tiene un presupuesto limitado.

  • Puedes programar una noche de juegos. Los juegos de tablero pueden ser una forma divertida de entretener a grupos de muchas personas.
  • Haz que traigan algo de comer. Pídele a cada invitado que lleve algo de comer y compartan toda la comida. Esta es una manera grandiosa de garantizar que haya comida y, al mismo tiempo, socializar con tu primo.

4.- Cuenta con opciones de entretenimiento. Si deseas que tu hogar sea cálido y acogedor, deberás tener opciones de entretenimiento. Deberán tener algo que hacer en las noches en las cuales se queden en casa.

  • Si tienes una televisión, podrían mirar películas o jugar videojuegos. Puedes alquilar algunas películas que le gusten a tu primo por Internet o en una tienda de alquiler de videos.
  • Consigue un paquete de naipes. Los naipes son muy baratos y los juegos de cartas pueden ser divertidos.
  • Si tu primo tiene algún pasatiempo, deberás tenerlo en cuenta. Por ejemplo, si tu primo adora los crucigramas, puedes comprar un libro que contenga algunos.

5.- Bríndale material de lectura. Es probable que no estés en casa todo el día para entretener a tu primo, por lo que deberás brindarle material de lectura. Deja algunas revistas y libros de mesa de centro divertidos que tu primo pueda leer mientras estés ocupado.

  • Las recopilaciones de historias cortas también son geniales para los invitados. Tus invitados podrán sentir que han logrado algo, ya que las personas pueden terminar una historia corta en una sola sesión. Una novela más larga podría frustrar a tu primo, ya que quizás no pueda terminarla antes de que culmine la semana.

6.- Siéntense a conversar. En ocasiones, podrían divertirse tan solo disfrutando la compañía del otro. Si no has visto a tu primo en mucho tiempo, aprovecha esta oportunidad para ponerte al tanto de su vida. Haz que te hable sobre su trabajo, su vida social, etc. También pueden recordar los viejos tiempos. Si han crecido juntos, es probable que tengan muchas historias divertidas de la infancia que puedan volver a contar.

  • Conversen de sus recuerdos favoritos. Inicia una conversación diciendo algo como “Recuerdo cuando…” y luego menciona algo divertido sobre el pasado.
  • Pregúntale a tu primo qué ha estado haciendo últimamente. Quizás pueda contarte algunas historias divertidas sobre el trabajo o la escuela.
  • Conversen sobre otros familiares. Si ya no ves mucho a tu tía Jean, pregúntale a tu primo cómo está. También cuéntale las novedades sobre tus padres.
  • Minimiza las distracciones para que la conversación fluya. Apaga la televisión y mantén la música en un volumen bajo.

7.- Brinda entretenimiento para un primo más joven. Si vas a recibir a un primo más joven, deberás cerciorarte de que el entretenimiento en casa sea adecuado para su edad. Tu primo de 12 años no deberá aburrirse porque no has considerado su edad.

  • Busca películas, programas de televisión o material de lectura que sean adecuados para su edad. Netflix tiene una sección especial para niños. Puedes pedirles a tus amigos que tengan hijos que te recomienden películas para niños. Busca revistas en los supermercados que sean apropiadas para los niños. Busca algunos libros para hombres adultos jóvenes y consérvalas en casa.
  • Si tu primo es muy pequeño, puede ser un detalle grandioso que compres libros para colorear, crayones, marcadores y otros implementos para manualidades que sean apropiados para los niños.
  • Averigua qué tipo de música le gusta a tu primo. Crea una lista de canciones con todos sus artistas favoritos.

Consejo para entretenerse con tu primo sanamente

Cuando uno es joven tenemos las ganas de hacer todo, como si fuéramos los reyes del mundo, como consejo solo decirles que siempre opten por hacerlo con cuidado siempre con responsabilidad espero que les aya servido algunos pasos si se encuentran con su familia en este caso su primo o prima.

No hay comentarios

Dejar respuesta